martes, 20 de abril de 2010

el facundo o la facunda




ayer a la noche, casi dormidos, divagamos con pao

y se nos ocurrio, casi que se nos aparecio una variacion del conocido comienzo del facundo

variacion apta para situaciones más bien veraniegas antes que de exilio

entonces, en vez de "sombra terrible de facundo, vengo a evocarte" y bla
un chico habla con otro en la playa, pongamos que en gesell
y le dice:

"Terrible sombra la de la gorda, dejame que te cuente"



y despues, cucharita y a dormir
fin

viernes, 9 de abril de 2010

Dialéctico momia.

Ñoquimanía
Mamerto
Gota de agua
Me deprimí (3, 2, 1)
Fachero
Carpa
¿Me estás jodiendo?
Tuc
Hermana
Caca en el living
Nerdos
Piola
Autos en la cancha
Epa
Crack
Derechos
Gandín
Parado ahí
Remo/Remar/Remando
Marangonio
Patalanear/Patalaneando
Democracia seria
Tomuer
Goleador
Djocovich
Una menos
Butano y propano
Vendajes
Buscona
Primo
Cuidame
Ñocvirks
Poli
Technicolor
Ya fue
Arena
C. Ronaldo
Acento colombiano
Mamita querida
Nenear/Neneando
¿Me ayudás?
Molinete
Última

BYRVLM HLVS

domingo, 4 de abril de 2010

Pigna no se traiciona.

Encontré un viejo (2mil7) blog de Pigna. Está claro que el tema de los colores no es nuevo.

http://www.artefuncional.blogspot.com/

Saturday Night Live


1) Fútbol Para Todos.

Boca-Central: En Central juega De León, un "delantero" que me hace acordar a mi mismo. En serio, más allá de ser un poco colorado, sus muy pocas virtudes (garra, huevo, pedirla , mostrarse, cierto despliegue) se contrastan enseguida con sus interminables falencias: Es incapaz de parar la pelota, ni con alguno de los pies, ni con el pecho, ni bajarla de cabeza y si lo mandamos atajar seguramente descubriremos que es incapaz de detenerla también con las manos; no puede girar, no tiene pique ni explosión, no es alto, no cabecea bien, no se desmarca, define muy mal, no tiene tiro de media ni larga distancia, no es "un pescador", no se ocupa (lógicamente) de las pelotas paradas y evidentemente no es un estratega.
Mientras miraba el primer tiempo pensaba "Este tipo no va a hacer un gol en su carrera". Hice un (muy) breve zapping y de vuelta en el partido me encontré con que Central iba ganando con un gol de... si, De León. Por un momento pensé que tenía que reconsiderar todo lo que pensaba de este tomuer, luego vi el gol y entendí todo. Este tipo es definitivamente una momia. Para los que no vieron el gol, sepan que simplemente se cruzó delante de un cabezazo, éste le pegó en la pierna, se desvió y entró. Por eso, para vos, querido de León, no hay ironía en esto, te banco, este primer post Fútbol Para Todos, está dedicado a vos.

2) Futbol Para Momias
Momias+Cuchu VS Grimaldis y Amigos.
Un partido tranquilo, casi sin pierna fuerte (alguna hubo), sin malas intenciones y casi con amor por el juego. La falta de aspereza tiene que ver con que uno de los equipos (en un claro homenaje a River) formó con un espectro de edad tan amplio que incluyó a un padre y a un hijo. Los momias, preferimos no lastimar a nadie. En el equipo local se afianzó el arquero invitado (Cuchu) aunque el error del final (rebote largo) le sirvió el gol del final a la pre púber estrella rival (a quien previamente le había sacado varios disparos). En la falsa linea de tres del fondo, se afirmó Ocvirk quien, en busca de escapar al lote de Pecho Frío que lo condena desde tiempos inmemoriales, sacó (casi) todo lo que se le arrimó, y anuló durante la mayor parte del partido al pequeño Diego.
El resto de las momias hizo lo de siempre, el empuje de Pigna, el talento de Guille, el Ronaldismo de Pato y la esterilidad de este cronista, que fue como un De León, pero sin Gol.
Los visitantes se tomaron su tiempo para meterse en el partido, y llegaron a estar abajo en el marcador por 3. Luego, aprovechando la noche que tenían encima los locales (y que ya no son unos pibes) les tiraron la juventud encima. Bueno, por lo menos Nico y Diego, Lucho mostró chispazos de su conocido talento y Facu y Rodrigo vencieron a su propio cansancio, uno haciendo goles claves y el otro sacando un par de pelotas con su técnica pseudo oriental. No recuerdo como se llama el jugador faltante, pero le puso mucha onda desde su mitad del campo.
Finalmente el partido se definió por un gol, el falso MArangoni anunció el famoso "última jugada" y Lucho sacó toda su estirpe Bandfielense reventando la pelota afuera.

El tercer tiempo nos encontró comiendo pizza con fainá (menos Hale) y tomando cerveza (menos Hale), vino y frío (de esta no pudo escapar). Destacable lo de Ocvirk, que en busca de sacarse más carteles de encima (aparte del de Pecho Frío), se bancó tomar un vino que no era el que había pedido... y en VASO! Todo para que no le digan que es un obse.
El frío dominaba la escena cuando en una mesita aledaña se sentó -sola- una muchacha a escribir, escuchar música y tomar una chelada. El relojeo Momia era evidente y cuando ya estuvo sentenciado que la chica estaba sola y no esperando a alguien, empezó el debate por quien debía ir a hablarle. Debate que no concluyó porque Carolina, este su nombre, decidió por su cuenta venir a sentarse a la mesa. Enseguida dio muestras de buena onda y un talento nato para dejar pasar las preguntas de periodista clase B de un momia y las estupideces clase C de otro (cuyos nombres ocultamos para protegerlos).
Finalemente, todo el interés de la colombiana en cuestión se terminó posando sobre el único no-momia de la mesa, dejando en claro porque unos no, y otros si, llevamos con orgullo nuestros vendajes.

Ficha del partido.

Momias+Cuchu:
1)Cuchu
-------
2)Santi
3)Pigna
4)Hale
-------
5)Guille
-------
6) Pato

Grimaldis y Amigos
1)Sr Grimaldi
--------------
2)Rodrigo
-------------
3) Lucho
4) Nico
5) Facu
-------------
6) Dieguito.

Me abstengo de poner calificaciones.


Saludos vendados.

Foto Retro: Ocvirk

sábado, 3 de abril de 2010

Cómo combatir el insomnio (y de paso hacer un par de reseñas)


Una de las consecuencias de la depresión es el insomnio, y uno de los problemas del insomnio, es que lleva a la depresión. Puestas así las cosas, uno debe esmerarse para romper este ciruclo viscoso y que el asunto no empeore con los días. Sobre todo con los días en los que se está al pedo, como un fin de semana, o un fin de semana largo... como ayer. Descartada la posibilidad de enfrentar el insomnio con pastillas, queda la siempre más compleja estrategia de la actividad: uno no consigue dormirse, pero por lo menos ha hecho algo con su tiempo. El asterisco de esta estrategia es que un día de semana a las 4am no hay mucho por hacer.
Este Viernes Santo venía con un pronóstico poco favorable, había ido a compensar un poco el trabajo atrasado a la productora, y en el mejor de los casos, mi viernes terminaría con un rechazo a una invitación al cine a alguna chica. En el peor de los casos, la chica aceptaría la invitación, pagaría yo las entradas y el fernet posterior para finalmente volverme solo y con unos pesos menos a seguir pensando que hacer con el insomnio.
Pero me llamó Manu. Bah, en realidad me encontró por el msn, y me invitó a comer a lo de Facu. Cuando algo cae de improvisto, hay que abrazarlo, no hay chance de que falle.
Cagándonos profundamente en el Viernes Santo y en el judaismo de Manu, comimos bondiola de cerdo. Mientras tomábamos (algunos cerveza, otros whisky, yo whisky con cerveza) escuchamos música muy buena, canciones cuyos nombres consiguen siempre escapar a mi memoria (y que luego, por vergüenza, no vuelvo a preguntar). Finalmente, después de cenar, conectamos el proyector que trajeron Manu y Caro y la cosa se puso a aún mejor. Primero vimos videos variados hasta chocar contra la primer perla de la noche: el video Enter the Ninja de los sudafricanos Die Antwoord. Probablemente de los temas más pegajosos en mucho tiempo en un video decididamente incalificable.
Luego, el plato fuerte: Hedwig and the Angry Inch, de John Cameron Mitchell. Hacía rato que tenía buenas referencias de esta película, y además había disfrutado mucho de Shortbus, su opus siguiente, pero esto superó todas mis espectativas. JCM se convierte en una especie de Orson Welles del reviente gay posmoderno: escribe, dirige, protagoniza y compone la música de su opera prima, y todo lo hace bien. Pero la genialidad no se agota en él. No se puede hablar de Hedwig... sin mencionar el trabajo de Miriam shor y Michael Pitt. Este último ( de quien pensé la primera vez que lo vi, "este es el hermano gordito de Di Caprio y seguro está acá por el apellido) ya no hay dudas, está destinado a ser el nuevo River Phoenix, la nueva cara del cine indie americano, aunque esperemos, con mejor suerte. Su composición de Tommy Gnosis contrastada con su Blake de Last Days nos habla de un actor enorme. Lo de Miriam Shor es (en este caso) más extremo, más sacrificado, más duro y sin embargo, no pierde ni por un instante su belleza (que no es poca).
La película amerita un análisis más largo y minucioso, pero siendo las 6.52 de la mañana creo que ya me puedo ir a dormir en paz, tarareando estribillos de ninjas y mariposas y pensando en las estrellas de rock que no fueron.

(Foto: Albert X Landa)

viernes, 2 de abril de 2010

Las momias inestables.

Se viene una nueva fecha de los partidos momias en el Maranga Stadium. Maravillosos momentos de lujo, velocidad, precisión y garra iluminarán la verde alfombra palermitana.

Para manejar (un poco) mi ansiedad, me puse a ver el video que podrán ver ustedes mismos más abajo y, oh sorpresa, me encontré con una variedad de nombres tremenda. Es decir, de los que llego a ver en ese video, casi ninguno jugará mañana. De los 11 originales (los que jugamos el primer partido de 11) apenas juegan 6. En el medio pasaron unos cuantos más. Estaremos atravesando el mismo proceso de renovación que los clubes argentinos? Espermos que no.
De todos modos lo realmente preocupante es que para el encuentro de mañana, ni siquiera somos 12 confirmados. Aún así, adelanto los nombres de quienes disputaran tan ansiado match. La cobertura del mismo, el domingo.

De los Momias Classic juegan:
1.Guille
2.Pato
3.Hale
4.Pigna
5.Santi
6. Jipi (no confirmado)


Amigos de Munra:
1.Cuchu
2.Nico
3.Diego
4.Lucho
5. Facu
6. Rodrigo (que no es momia de primera hora, pero está en el trámite)

Esta NO es la formación confirmada de los equipos, pero si lo jugadores que participarán mañana.

Futbol Fernet para todos!

Emanuel Ortega Patea un Penal. from Velcro on Vimeo.

jueves, 1 de abril de 2010

Me Vino


El despertador sonó, como siempre, a las 6.35. 'Que olor a vino'. Las sábanas, la almohada, la cortina, hasta el amanecer tenía olor a vino.
Fui al baño, el inodoro quedó tinto. El primer sorbo de café, un malbec. Las tostadas, un cabernet. Me empecé a desesperar.
De vuelta en el baño, me miré al espejo. Y me di cuenta.

Yo era vino.

Y estaba reconfigurándome en estado líquido, ya estaba dejando manchas violáceas en la alfombrita. Fui corriendo a buscar una copa donde verterme. Estaban todas sucias. En la vorágine de no quedar reducido a un charquito etílico, me sumergí en un tupper, tupper que curiosamente tenía el dibujo de unas uvitas. 'Qué ironía', pensé.

Cuando uno se tranforma en vino, se da cuenta que las preocupaciones del yo-persona son distintas de las del yo-vino. Quería saber si era un malbec, un syrah, un tempranillo. Me molestaba pensar que podía ser una de esas blends de variedades. Quería ser puro. Todo lo demás dejó de existir. También me preocupaba estar adquiriendo un sabor plástico, producto de estar almacenado en un tupper. Me imaginé tiniendo los labios y la lengua de alguna mujer. Emborrachándola, yo mismo. Medité sobre como sería ser, por vez primera, el protagonista de alguna reunión, el estar en boca de todos, el causar un efecto en todo lo que toco. Lo único que me molestaba era pensar en lo inoportuno de mi transformación. Un Jueves antes de las siete de la mañana. No es el mejor momento para un vino. Quería que me bebieran, recorrer la boca de alguien, aunque eso significara dejar de existir. Aunque significara convertirme en jugo gástrico y éter.

Después de algunas horas de introspección vitivinícola, alguien apareció enfrente del tupper. Era de color bordeaux, como todo. Este ser bordeaux miró con detenimiento el tupper lleno de tinto. Lo estudió, lo olió, hasta lo escuchó. Y después de unos segundos, en un solo movimiento supersónico, me vació en la pileta de la cocina.

maradona superstar





Max Weber define una serie de líderes. Dentro de esos modelos, brilla su definición de líder carismático: surge allí un magnetismo propio de lo excepcional, que irradia aquel que parece manejar algo que sólo él, mientras los demás miramos a un costado, azorados. Ese enigma insoluble -¿cómo hizo?- lo consagra. Hay un rasgo, sin embargo, crucial y riesgoso para tal tipo de líder. El carisma requiere de una periódica reactualización; necesita sacar, de tanto en tanto, miles de peces de la galera. Un problema se suscita cuando tal líder es llevado por las circunstancias -o por su propia impericia- a verse expuesto más de la cuenta en tal excenario.

Tal vez ésta sea la cuestión más acauciante que se le presenta a Diego hoy: DAM DT es, a mi entender, una especie de líder carismático a quien le toca cada vez más seguido dar cuenta de su capacidad para gambetear la adversidad más absoluta. Desde hace un tiempo venía siendo una estampita al borde del campo de juego, un Jesucristo Superstar que entraba al vestuario en el momento menos pensado, en el momento exacto, y su voz se volvía dorada e inolvidable y luego reaparecía como por arte de magia en la elevada platea. Mágico y misterioso inflador anímico para la Argentina olímpica.

Pero las cosas hoy son distintas, y Diego es el DT. En cada entrenamiento, en cada charla técnica, debe reivindicar ese carisma que lo depositó justo dónde está, y tal vez sea demasiado. El carisma puede disiparse junto con la hipnótica confianza del grupo. Como decía el general, incluso cuando D10S bajó a la tierra, no ha faltado algún tonto dispuesto a faltarle el respeto. Y ya sabemos cómo terminó aquello.